Baños con tina o ducha: Ventajas y desventajas de cada una - AYDA

Baños con tina o ducha: Ventajas y desventajas de cada una

Post Image

Una de las principales dudas que surgen entre quienes están a punto de hacer una remodelación en casa es si conviene tener baños con tina o ducha.

Lo primero que debes saber es que no existe una respuesta definitiva para esto. Todo depende de cuáles sean tus intereses y de quienes van a utilizar el cuarto de baño en cuestión.

Por lo mismo, a continuación te dejamos con los pros y los contras de tener un baño con ducha o un baño con tina.

¡Comencemos!

¿Qué es mejor: una ducha o una tina?

Si pensamos en el mundo ideal, sería perfecto poder contar con una ducha y una tina dentro de nuestro baño. Se trata de dos maneras diferentes de mantener nuestra higiene y cada una tiene sus virtudes.

Pero la realidad es distinta y hoy en día sabemos que la gran mayoría de las casas y departamentos no cuentan con mucho espacio como para tener un baño con ducha y tina.

Es necesario conocer las ventajas de cada uno para poder escoger adecuadamente entre una y otra opción.

Ventajas de las duchas tradicionales

Hace algunos años las tinas vivieron su mejor momento y muchas personas deseaban contar con este sistema en casa. No obstante, las duchas tradicionales resistieron gracias a las ventajas que tiene frente a una bañera, como las que te presentamos a continuación.

El tamaño

Uno de los principales puntos a favor de las duchas es el espacio que utilizan. A diferencia de una tina, basta con tener un par de metros cuadrados para instalar una ducha. De hecho, existen algunas duchas de no más de 80 x 80 cms.

Esto permite que existan baños pequeños con ducha, pues difícilmente se podría instalar una tina alargada que requiere mucho más espacio dentro de ellos y donde además debe ir un lavamanos y el WC.

Además, las duchas resultan mucho más fáciles de limpiar al ser más reducidas en tamaño. Con las duchas también se optimiza el uso del agua potable, sin necesidad de gastar litros y litros de agua llenando la bañera.

Las duchas son ideales para personas con movilidad reducida

Otra ventaja que ofrecen las duchas es que resultan mucho más adecuadas para personas con problemas de movilidad.

En las duchas el riesgo de resbalarse y sufrir alguna caída es mucho menor en comparación a una tina porque el piso es plano. Además, cuentan con la posibilidad de ser adaptadas más fácilmente a personas con movilidad reducida. Incluso permiten que la persona utilice algún banco para sentarse.

Ventajas de tener una tina en tu baño

Aunque las ventajas de una ducha son varias, no es menos cierto que las tinas cuentan con características ideales para un baño.

Un lugar para desestresarse

Si le preguntas a cualquier persona cuál es la característica más distintiva de la bañera, es muy probable que te responda que es perfecta para relajarse.

Si bien es algo que se aprovecha muy poco, todos y todas las personas que poseen este artefacto saben que siempre está la posibilidad de recibir un baño de tina con agua caliente para olvidar un mal día o simplemente para relajarte.

Agrega espuma a tu baño de tina y verás cómo se van las tensiones, además de promover la salud de tu cuerpo. También puedes instalar una llave de ducha o una columna para tener las virtudes de una ducha tradicional.

Gracias a un buen baño de tina caliente tu cerebro comienza a liberar endorfinas y se fortalece tu sistema inmunológico, entre otros beneficios para tu salud.

La estética de tu baño

Es cierto que tanto las duchas como las tinas pueden tener mucho estilo y belleza dependiendo de su diseño, colores y otros factores más.

Pero es innegable que una bañera, por lo general, resulta ser mucho más decorativa que una ducha, al menos para quienes gustan de lo clásico. Sobre todo si tienes la posibilidad de encontrar un modelo vintage con patas a la vista en bronce como se ven en las películas.

Ideales si tienes menores de edad en casa

Si vives con niños o niñas es posible que te convenga tener una bañera. Esto porque resulta mucho más fácil llenarla con el agua suficiente para el baño de él o ella antes de tener que recurrir a tinajas, tinas plegables u otro tipo de artículos para bañar al menor de edad.

Baños con tina y ducha: lo mejor de ambos mundos para baños grandes

En caso de que cuentes con la gran suerte de tener un baño grande, no deseches la idea de poseer las dos opciones disponibles para ti.

La ducha suele tener un uso más cotidiano y rápido, normalmente de tan solo unos minutos con el fin de quedar limpio para enfrentar el día, por ejemplo, mientras que la bañera esperará por ti hasta que tengas un tiempo para relajarte.

Esto también te permite jugar con colores, materiales y estilos para dar un aspecto moderno a tu baño.

Ir a servicio

Comentarios


Deja un comentario

Hemos actualizado nuestra Política de Protección de Datos Personales que puedes conocer o consultar aquí